Colegio oficial de Químicos y Asociación de Químicos | Química y Plástico, una revolución
19792
post-template-default,single,single-post,postid-19792,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge | shared by vestathemes.com,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-19319

Química y Plástico, una revolución

Química y Plástico, una revolución

Química y Plástico, una revolución

¿Qué seríamos sin el plástico?

Desde que el estudio de la ciencia química nos permitió ser capaces de manipular átomos de carbono e hidrógeno para generar cadenas químicas con los mismos, y combinarlas con otra serie de elementos y elementos químicos que les conferían multitud de propiedades físicas, nuestra civilización como tal cambió para siempre. Inventamos los plásticos.

Desde cualquier tarea doméstica que podamos pensar hasta viajes por el espacio, el plástico es uno de los materiales más importantes que nos permite poder vivir como vivimos actualmente. Debido a su versatilidad nos permite disponer de materiales duros, blandos, impermeables, resistentes al calor y al frío, elásticos, lisos, porosos, etc… Se encuentra prácticamente en todos los sectores de la sociedad, sanidad, textil, alimentación, agricultura, digitalización, medioambiental, etc…

Sus aplicaciones son prácticamente infinitas, ya que actualmente se siguen investigando en el diseño de nuevos materiales plásticos que dispongan de mejores propiedades y sean más respetuosos con el medio ambiente.

Gracias a los procesos químicos, empieza a despuntar una tecnología ya estudiada pero poco utilizada, el reciclado químico de residuos plásticos. Para nosotros los químicos es algo cotidiano pensar en ello… ¿Cómo no lo hemos puesto en práctica antes? La respuesta está en nuestro modelo social basado en los mercados de compra-venta de bienes y servicios.

Pero la verdad es que es realmente apasionante poder disgregar una cadena de átomos de carbono para después poder volver a ensamblarlos de forma que tengamos nuevo plástico listo para usar. Es fascinante, como el estudio de la química nos permite hacerlo y así llegar prácticamente a la esencia de poder reutilizar moléculas indefinidamente.

Otro caso en estudio, y en fase de desarrollo todavía, es el aprovechamiento del CO2 atmosférico (dióxido de carbono) para producir cadenas químicas de átomos de carbono, es decir, poder generar polímeros plásticos físicos a partir del carbono que se encuentra en la atmósfera en forma de gas. Esto reduciría enormemente la dependencia actual que tenemos de las fuentes no renovables de matariles fósiles para producir plásticos.

Sin el plástico, nuestra civilización no sería como es, gracias a este material hemos podido desarrollar entornos en dónde nuestra especie se ha desarrollado exponencialmente, obviamente con sus ventajas y sus inconvenientes. Las ventajas son infinitas frente a los inconvenientes, y con un poco más de concienciación esos inconvenientes se minimizarán. Cuidemos de la Ciencia Química que tanto nos ha dado y nos dará.

Jose Guaita Rosa

Licenciado en Química, Consultor Medioambiental

Colegiado 2557V

 

No hay comentarios

Escribe un comentario