Colegio oficial de Químicos y Asociación de Químicos | DOS VACUNAS CONTRA EL COVID SE SITÚAN EN VANGUARDIA EN LA CARRERA PARA LA AUTORIZACIÓN DE EMERGENCIA
18986
post-template-default,single,single-post,postid-18986,single-format-standard,cookies-not-set,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge | shared by vestathemes.com,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

DOS VACUNAS CONTRA EL COVID SE SITÚAN EN VANGUARDIA EN LA CARRERA PARA LA AUTORIZACIÓN DE EMERGENCIA

DOS VACUNAS CONTRA EL COVID SE SITÚAN EN VANGUARDIA EN LA CARRERA PARA LA AUTORIZACIÓN DE EMERGENCIA

Sigue la dramática carrera para obtener la vacuna contra el COVID-19. Dos compañías han tomado al delantera: Pfizer que tiene previsto pedir Emergency Use Approval la tercera semana de noviembre al FDA. Por su parte la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha otorgado su confirmación a la vacuna de Moderna para solicitar la comercialización del fármaco por parte de la Unión Europea. La que queda retrasada por el momento es la de Johnson & Johnson después que la compañía  anunciara el pasado lunes (12-oct) que ha detenido los ensayos de una vacuna en investigación contra la COVID-19 debido a una «enfermedad inexplicable» en un participante.

Albert Bourla, presidente y director ejecutivo de la farmacéutica norteamericana   Pfizer, aseguró el pasado 16 de octubre  que si todo va según lo previsto, a finales de noviembre la empresa solicitará una autorización de uso de emergencia para su vacuna contra la Covid-19. Eso sí, primero tendrán que demostrar que es efectiva y segura, algo que lograrán durante las próximas semanas.

«Primero, la vacuna debe garantizar que es eficaz para poder ayudar a prevenir el  Covid-19 en, al menos, la mayoría de los pacientes que ya han sido vacunados. Luego, la vacuna debe demostrar que es segura, con datos sólidos de seguridad generados a partir de miles de pacientes. Y finalmente, debemos demostrar que la vacuna se puede fabricar sin problemas.

Teniendo en cuenta todo lo anterior el directivo anuncia que a partir de la tercera semana de noviembre, se solicitará la autorización de emergencia en Estados Unidos para comenzar a suministrar la vacuna en primer lugar en la población de mayor riesgo. Luego, cuando haya un mayor número de dosis, y siempre que no se haya descubierto ningún efecto adverso, comenzará la producción masiva de la vacuna de Pfizer.

 

La vacuna candidata contra la Covid-19 de Moderna, ‘ARNm-1273’, ha obtenido la confirmación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para solicitar una autorización de comercialización por parte de la Unión Europea.

Según informó este miércoles la compañía farmacéutica, esta confirmación de la EMA «pone de manifiesto el compromiso de Moderna para que la vacuna sea accesible a toda la Unión Europea».

Además, la solicitud de la autorización por parte de Moderna incluirá información clínica actualizada sobre la ‘ARNm-1273’. Se incluirán los resultados obtenidos de un estudio preclínico sobre el virus, así como del análisis provisional de la fase 1 del estudio de esta vacuna en adultos (18-55 años) y personas mayores (56-70 y 71+ años) publicado en el ‘New England Journal of Medicine’.

En Europa, la compañía está trabajando con sus socios estratégicos, la suiza Lonza y la española ROVI para la fabricación y el suministro de la vacuna. Se trata de una cadena de suministro dedicada por entero a apoyar a Europa y a los países que, aparte de los Estados Unidos, cuentan con acuerdos de compra con Moderna, según destacó en un comunicado.

Moderna, a la cabeza de la carrera por la vacuna

En estos momentos, los 22.194 participantes de la fase 3 del estudio COVE con esta vacuna ya han recibido su segunda dosis a fecha del 9 de octubre. Por otro lado, Moderna anunció también que el Ministerio de Sanidad de Canadá comenzará la evaluación de ‘ARNm-1273’.

Moderna se coloca en la cabecera de la carrera por las vacunas. Después de que la multinacional Johnson & Johnson anunciara este lunes que ha detenido los ensayos de una vacuna en investigación contra la COVID-19 debido a una «enfermedad inexplicable» en un participante.  Es una pena porque esta vacuna se basaba en un adenovirus y no en el ARD mensajero, como las demás, lo que abría otra ruta de ataque contra el virus.

 

 

No hay comentarios

Escribe un comentario