Colegio oficial de Químicos y Asociación de Químicos | Crónica de la vacuna anti-COVID19 (27.12.20). Llegan las vacunaciones masivas
19144
post-template-default,single,single-post,postid-19144,single-format-standard,cookies-not-set,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge | shared by vestathemes.com,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Crónica de la vacuna anti-COVID19 (27.12.20). Llegan las vacunaciones masivas

Crónica de la vacuna anti-COVID19 (27.12.20). Llegan las vacunaciones masivas

Hoy han empezado las vacunaciones en la mayoría de países de la Unión Europea aunque Alemania, Hungría y Eslovaquia comenzaron a administrar sus primeras  dosis  ayer mismo,   solo unas horas después de recibir sus primeros envíos, lo que trastornó los planes de la UE  de un lanzamiento coordinado este  domingo de las 27 naciones del bloque.  Las expectativas del proceso de vacunación varían mucho de  país a otro.

 

Las dificultades para conseguir un número suficiente de vacunas

Ayer sábado, en el telediario de la noche de Radio Televisión Española,   responsable global de vacunas de Pfizer  (Chief Medical Officer for Vaccines),   Dr. Luis Jódar,  dijo que la clave del éxito de la vacuna era la actitud de la población para recibirla, puesto que no va a ser obligatoria.  En nuestros últimos artículos habíamos  escrito  que había que añadir a éste dos factores más: la logística y la disponibilidad.

Parece lógico que Pfizer no quiera citar la logística cuando la suya es la vacuna (de todas las que están en fase 3 y de casi todas las que se están desarrollando) que más dificultades en este sentido plantea al ser la única en requerir ultracongelación. También parece lógico que no cite la disponibilidad cuando no se sabe cuántas vacunas va a poder suministrar la compañía a partir del segundo trimestre.

A nuestro entender hay un factor que puede ralentizar la producción de la vacuna de Pfizer y la de Moderna (que ya ha sido aprobada en EEUU y Canadá,  y se espera que no más tarde del 6 de  enero la Agencia Europea del Medicamento    aconseje su uso también) y es que ambas necesitan encapsulación nanométrica  dentro de una capa  lípidica (de grasa) y no va a haber bastante capacidad industrial a corto plazo para desarrollar el plan de producción.

La conclusión es clara:  si no se aprueba una tercera vacuna,  los planes de los gobiernos de la UE de alcanzar la inmunidad de  grupo de sus respectivas poblaciones al final del varano  son casi imposibles.

La candidata más cercana  a las dos citadas es la de Oxford Astra-Zeneca. Recordemos que, en un movimiento sin precedentes en el campo de la vacuna contra el coronavirus, AstraZeneca anunció el 11 de diciembre que colaboraría con los creadores rusos de la vacuna Sputnik V, que también está hecha de adenovirus. Los dos equipos combinarán sus vacunas para ver si brindan una protección más fuerte juntos que cualquiera de ellos por sí solo. Se espera que la prueba comience a fines de este año. Después de estas pruebas habrá  que hacer nuevos ensayos con voluntarios que ya no se pueden hacer con placebos (por motivos éticos) , si no con la vacunas ya existentes, lo que pone el listón muy alto.

 

Alemania está poniendo los plazos.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, publicó ayer un video celebrando el lanzamiento de la vacuna para el bloque de casi 450 millones de personas, y lo calificó como «un momento conmovedor de unidad».

Pero el  país germano no parece estar de acuerdo desde un principio con la velocidad que la  Unión Europea ha imprimido al proceso. Recordemos que, dentro de la UE es el único país con una empresa productora autóctona, que es BioNTech. (Hay otra, que es Janssen, pero esta es parte de la americana Johnson &Johnson).

Ya presionó  el gobierno alemán  para que la Agencia Europea del Medicamento aconsejase la vacuna de Pfizer-BioNTech  antes de la fecha que aquella había establecido  y ahora se ha apresurado a administrar la vacuna en cuanto ha llegado a su sistema sanitario.

“Cada día que esperamos es un día de más”, ha dicho  a AP news Tobias Krueger, gestor  de un hogar de ancianos donde comenzaron las inmunizaciones,  en Halberstadt, en la región nororiental alemana de Sajonia-Anhalt.

La agencia de noticias dpa informó  ayer que la primera persona en el hogar en ser inmunizada con la vacuna Pfizer-BioNTech fue Edith Kwoizalla, de 101 años.

Krueger dijo que 40 de los 59 residentes de la casa han querido ser vacunados, así como  10 de los 40 trabajadores. Él estaba entre los vacunados, pero agregó: «También comprendo las preocupaciones de la gente».

Mientras tanto, la Asociación de Ciudades de Alemania ha tratado de reducir las expectativas de que la vacuna será una solución milagrosa. «Es un comienzo, pero el miedo al coronavirus aún no ha terminado», dijo el presidente de la Asociación, Burkhard Jung, al grupo de medios Funke.

Helmut Fickenscher, un médico de enfermedades infecciosas de la ciudad norteña de Kiel, dijo a la agencia de noticias dpa que el programa de vacunación «no afectará a la epidemia [en Alemania] por el momento». Y añadió:  «Esto se debe a que simplemente tenemos demasiadas personas para vacunar y no tendremos suficientes vacunas disponibles durante bastante tiempo»

Enrique Vaqué Dr. en Química

No hay comentarios

Escribe un comentario