Colegio oficial de Químicos y Asociación de Químicos | Crónica de la vacuna anti-COVID (25-04-21). Dos casos de personas fallecidas en España tras ser vacunados con AstraZeneca.
19400
post-template-default,single,single-post,postid-19400,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge | shared by vestathemes.com,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-19319

Crónica de la vacuna anti-COVID (25-04-21). Dos casos de personas fallecidas en España tras ser vacunados con AstraZeneca.

Crónica de la vacuna anti-COVID (25-04-21). Dos casos de personas fallecidas en España tras ser vacunados con AstraZeneca.

Dos fallecidos por trombos tras la administración de la vacuna de AstraZeneca están siendo investigados aunque caben pocas dudas sobre la relación causa- efecto. Este tipo de incidentes contribuyen a ralentizar la campaña de vacunación en España, ya de por sí bastante lenta. A finales de abril, la población vacunada con dos dosis  no llega al 9%.

 

 

Un caso en Marbella (Málaga, España)

 

La vacuna de AstraZeneca pudo ser la causa de la muerte de la profesora  que falleció el 16 de marzo en Marbella dos semanas después de que le administraran la primera dosis. Un nuevo informe de la autopsia ha  tumbado  el resultado preliminar y apunta a la vacuna como posible causa de la muerte. La autopsia clínica se llevó a cabo el 18 de marzo, dos días después del deceso, en el Hospital Costa del Sol de Marbella.

Un grupo de especialistas en anatomía patológica examinó el cuerpo de la docente y, tras recoger diferentes muestras, emitió un informe preliminar en el que se indicaba que no se habían hallado vínculos entre la muerte y la administración de la vacuna. Se decantaban por la hipótesis de que hubiese sufrido un aneurismo. Sin embargo, el giro de guión ha tenido lugar en los últimos días, cuando el servicio de anatomía patológica ha recibido los resultados de todas las pruebas complementarias a la autopsia.

La historia clínica de la profesora, el estudio de muestras al microscopio y los análisis realizados descartan la presencia de enfermedades previas que predispusieran a Pilar González a sufrir un trombo. En consecuencia, los especialistas sugieren que el cuadro que presentó la docente puede guardar relación con la vacuna de AstraZeneca y han remitido un nuevo informe al juzgado.

 

Un joven militar, fallecido con el mismo síndrome.

Un cabo de 35 años perteneciente al Regimiento de Infantería América 66 de Cazadores de Montaña, con sede en el cuartel de Aizoáin (Navarra, España), falleció a última hora de este viernes en la Clínica Universidad de Navarra como consecuencia de una “trombosis de senos cerebrales con trombocitopenia y hemorragia cerebral”, según informó el Gobierno foral.

Se da la circunstancia de que el militar, fue vacunado con AstraZeneca el pasado 7 de abril por la tarde en su propia unidad. La Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) indicó ayer que en los días siguientes padeció “fuertes dolores de cabeza y un malestar agudo”, lo que le obligó a acudir al servicio de botiquín del cuartel y a continuación a Urgencias de una centro sanitario pamplonés. En la noche de este último miércoles 21 de abril, el cabo sufrió un desvanecimiento mientras se encontraba en su domicilio, según informó el Ejército de Tierra, al que pertenece el América 66.

 

Fue trasladado a la Clínica Universidad de Navarra, donde finalmente falleció tras permanecer en estado de muerte encefálica mientras se desarrollaba el proceso para la donación de sus órganos, ya que la familia del militar decidió donar sus órganos, ha informado este sábado el Ejército de Tierra.

El cabo F.P. B. que estaba destinado en el Regimiento de Infantería América 66, había ingresado en el Ejercito en 2015. Prácticamente toda su vida militar discurrió en unidades de Montaña, y estos tres últimos años en le Regimiento América 66. Se encontraba en posesión de la Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco.

El Gobierno foral explicó que el Centro de Farmacovigilancia del departamento de Salud recibió ayer la notificación del “acontecimiento adverso con desenlace fatal” y que, de acuerdo con el proceso establecido, lo ha comunicado a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), así como al resto de centros de Farmacovigilancia autonómicos. El caso va a ser estudiado desde la AEMPS en una investigación en red en torno a lo sucedido con la administración de esta vacuna. El Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H), integrado por los centros autonómicos de Farmacovigilancia y coordinado por la Agencia Española de Medicamentos, analiza las sospechas de reacciones adversas notificadas con todos los medicamentos autorizados, incluyendo vacunas y sus diferentes tipos.

La vacunación en el Ejército, aunque se trate de un acuartelamiento situado en Navarra, es competencia del Estado y no de la Comunidad foral. El cabo de 35 años fue vacunado el 7 de abril con AstraZeneca al estar su unidad incluida en el plan de vacunación, que establecía el suero de Oxford para menores de 60 años pertenecientes a ámbitos sanitarios de segunda línea (farmacéuticos, estudiantes sanitarios en prácticas, etc.), personal de los cuerpos de seguridad y emergencias, y docentes, entre otros.

Sin embargo, el mismo día 7 el Consejo Interterritorial de Salud decidió suspender la vacunación con AstraZeneca para menores de 60 años en base a un informe de la Agencia Europea del Medicamento que reconocía un “posible vínculo” entre esta vacuna y coágulos sanguíneos con niveles bajos de plaquetas. Hasta entonces se habían contabilizado 222 casos de trombos entre 35 millones de dosis administradas en la Unión Europea.

No hay comentarios

Escribe un comentario